Rosario

Rosario

– Granada, 29 de marzo de 2015 (Domingo de Ramos).

Anuncios

Manifiesto profeaventuril

Recuerdo cuando estaban de moda los blogs personales.

Vale, la verdad es que ignoro si siguen estando de moda los blogs personales. Quizá porque actualmente es tal la cantidad de información que compartimos por Internet que la idea ha perdido toda originalidad. Pero hubo una época en la que resultaba realmente novedoso que un puñado de tipos contaran su vida on-line. Yo seguía fielmente a varios de ellos porque, reconozcámoslo, soy una cotilla incurable.

En ese tipo de blogs se hablaba de todo. Desde recetas del caldo de pollo de mamá hasta reflexiones en el autobús, pasando por fotos del perro o detallados seguimientos de la dieta para adelgazar. En una época donde Instagram, Twitter, Facebook y similares aún no habían hecho acto de aparición con toda su falsedad aparejada, este tipo de blogs resultaban espontáneos, sinceros y divertidos. Era como asomarse a la cabeza del que los estaba escribiendo y encontrar el batiburrillo de cosas que le preocupaban.

Cada cierto tiempo, alguno de los bloggers preferidos sufría un período de inactividad del que (casi) siempre regresaba poniéndolo todo patas arriba, cambiando el diseño y publicando el preceptivo propósito de enmienda donde además nos comentaba las modificaciones realizadas en el CSS como si a los demás nos importase.

– Eh, eh, eh. ¿Nos estás largando todo este rollo para justificar que ahora tu blog es azul?

Pues… No exactamente.

– ¿Y cómo es que ahora hay fotos? ¡Y fotos de VÍRGENES, nada más y nada menos! TANTO METERTE CON LOS DE RELIGIÓN Y AHORA NOS DAS ESE DISGUSTO.

Oigan, hagan el favor de escucharme. Que parecen alumnos.

– Hum.

Sigue leyendo

Figura íbera

Figura ibera

Una de las fotos que más me gusta de mi última visita al Museo Arqueológico Nacional es la de este exvoto íbero del que, desgraciadamente, no he podido localizar ficha ni dato alguno.

La visita-sesión de fotos por el MAN también significó el estreno oficial de mi “nuevo” -llevo con él algo menos de dos meses- objetivo, un OM 50mm totalmente manual cuya luminosidad (f1,8) supone un salto cualitativo importante en mi modesto equipo, que espero aprovechar en la Semana Santa que ya se aproxima.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Jpg a pelo de la criaturita, tirado con el objetivo de kit de la EM10.