Hay futuro

No estaba siendo una buena semana. Nunca lo es si se empieza con la noticia de que un compañero ha sido asesinado y a la sociedad le importa un carajo. A eso se le sumaba que el ambiente en el insti estaba caldeado por otros temas, que los niños andaban revolucionados, que la primavera la sangre altera y que, madre mía, qué ganicas tengo de pillar el finde y perderme.

Sí. Estaba siendo una semana asquerosamente mala. De esas en las que algunas tardes, al volver a casa, te planteas si de verdad es esto lo que quieres hacer el resto de tu vida. Porque te quedan muchos años, piensas. Y si ya hay alumnos que se encaran contigo porque los cambias de sitio, imagínate en un futuro. Y si ya hay padres que vienen a hablar contigo porque no les gusta el grupo en el que has puesto a trabajar a su hijo, agárrate que vienen curvas. Y si ya hay casos de alumnos con enfermedades mentales sin medicar que se tap… sí, bueno. Mejor lo dejo.

Era una semana para olvidar, pero es lo que tiene esto. Que trabajas con personitas que en un 90% -a pesar de la mala educación, y la desmotivación, y demases- no buscan hacerle daño a nadie. Que reaccionan a la amabilidad, que devuelven cualquier muestra de cariño, que sonríen, que inventan y que absorben como esponjas sin que uno se dé cuenta. Y esos seres pensantes tienen la capacidad de levantarte el ánimo de una forma asombrosa.

Como pasó aquel día de finales de semana.

Sigue leyendo

Las mujeres del Ministerio

Ayer terminó la primera temporada de El Ministerio del Tiempo, y a poco que hayan leído algún tuit mío sobre la serie, ya sabrán que me encanta. Esa refrescante mezcla de Historia y humor -aderezada con sarcasmo nacional y un guión muy bien hilado-, se hacía necesaria. Que te traten como a un ser inteligente cuando te sientas frente a la tele es un detalle que se agradece. Y la lista de frases y situaciones épicas que hemos podido disfrutar en apenas ocho capítulos resulta interminable.

Como digo, me encanta El Ministerio del Tiempo -MdT de ahora en adelante-. Y algún día, probablemente, escribiré para argumentar por qué me gusta tanto. Pero hoy no es ese día.

Hoy vengo a quejarme de dos rasgos que se manifiestan con irritante profusión en obras de ficción y que en esta serie, precisamente por su excelencia, resultan especialmente sangrantes.

(Contiene spoilers de la serie.)

Sigue leyendo

Semana Santa 2015

Mis fotos preferidas de las casi 1000 que he hecho en esa última Semana Santa. Estreno oficial del maravilloso objetivo OM 50mm (100mm en m4/3) f1.8 que ha formado un inmejorable tándem con mi bienamada M-10. Por primera vez he podido disparar a ISOS altas (mi antigua E-410 sólo llegaba a 1600) y aprovechando la gran luminosidad del objetivo, la diferencia es abismal. No obstante, aún estoy iniciándome en el manejo de ambos trastos (enfocar en manual con el objeto en movimiento sigue siendo un reto) pero alguna fotillo decente ha salido.

 

Procesión en Purchil

Sigue leyendo