La jubilación

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

(Olympus E-410 fotografiada con una Olympus OM-D EM-10 y el M. Zuiko 14-42 IIR)

Fue en el año 2007 cuando a mis padres les dio por comprarse una cámara. Aunque aún faltaba algún tiempo para ver a gente haciéndose selfies con un teleobjetivo -o fotografiando de noche la Alhambra desde el Mirador de San Nicolás haciendo uso del flash integrado-, las réflex digitales empezaban a abrirse al gran público. Eligieron una Olympus porque el pack incluía dos objetivos. Abrieron la caja, le sacaron un par de fotos al perro, se quejaron de lo complicada que era y la volvieron a guardar. Y allí podría haber terminado esta historia si yo no tuviera esa curiosidad innata por apropiarme de cualquier cacharro que tenga botones.

Hoy a mi vieja amiga, un tanto obsoleta aunque plenamente funcional -con ayuda de un poco de cinta aislante, eso sí-, le ha llegado la edad de prejubilarse. Demasiados viajes en coche, autobús, avión y hasta algún barco; demasiados disparos a sus espaldas y kilómetros dentro de su mochila. Aunque antes de retirarse a una vida más tranquila le ha dado tiempo a prestarme un último gran servicio. Una foto de mi nueva compañera de viaje.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

(Olympus OM-D EM-10 tomada con la Olympus E-410 y el Zuiko 14-54)

– Torredonjimeno (Jaén), 22 de diciembre de 2014.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s