Cosas que te cabrean (I)

Niño de 3º. Lo de niño es un decir. Alto, cuerpo de adulto, es un tío hecho y derecho. Saca cabeza y media a todos sus compañeros. Falta a la mitad de las clases, afortunadamente. Las que viene las revienta de principio a fin. Solivianta a los demás alumnos, agrede físicamente, rompe el material… y, cuando se cansa, llama a su mami a que le recoja porque está malo. Es entonces cuando respiramos tranquilos.

A veces se escapa de clase, y toca que los de guardia vayan a buscarle -porque, si le ocurre algo durante esa hora, la reponsabilidad será mía-. A veces le da por intentar trabajar. Si tengo suerte, se va al fondo del aula y se echa una siesta, calladito y sin molestar.

Este niño tiene 16 años. Tiene edad para trabajar, puede irse del instituto, no tiene ninguna obligación de venir a clase aparte de la que le impone su señora madre, que no quiere tenerlo en casa y, sin rubor alguno, nos carga a nosotros a este zoquete maleducado y vago que ella parió y ella (mal)educó. Sin importarle que haga imposible el desarrollo de la clase, que perjudique a otros niños y nos meta en problemas a los profesores.

 

Señoras y señores: la enseñanza en España. Y ahora quieren ampliar la obligatoriedad hasta el primer curso de bachillerato, apoyados por padres y madres que están encantados de engendrar hijos pero no están dispuestos a educarlos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s